ÍndicePortalRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Sí o No
Mar Nov 27 2012, 03:13 por Portador de Luz

» Adivina quien posteará después
Mar Nov 27 2012, 03:12 por Portador de Luz

» Las palabras encadenadas
Mar Nov 27 2012, 03:10 por Portador de Luz

» ¿Qué monumento es éste?
Mar Nov 27 2012, 03:09 por Portador de Luz

» Pregunta contra pregunta
Dom Sep 23 2012, 20:38 por Dama

» El juego de las opciones
Dom Sep 23 2012, 20:31 por Dama

» Hijos de Rothgar IV - La Gran Guerra
Lun Ago 27 2012, 08:16 por Ogruu

» Lo estais dejando morir.....
Sáb Jul 28 2012, 13:13 por vampirita

» El libro de los acertijos
Mar Jul 17 2012, 16:36 por Dama

» Pasa palabra
Jue Jul 12 2012, 10:40 por Dama

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
CalendarioCalendario
EL SECRETO DE CAMELOT

Comparte | 
 

 Matrimonios y Relaciones Sexuales elficas

Ir abajo 
AutorMensaje
Selene Argethlam
iniciado
iniciado
avatar

Pez Cabra
Cantidad de envíos : 93
Fecha de inscripción : 07/02/2010
Edad : 27
Localización : La tierra mas alla de las altas montañas

Hoja de personaje
raza: elfo elfo
EQUIPO:

MensajeTema: Matrimonios y Relaciones Sexuales elficas   Lun Mar 01 2010, 09:13

Los élfos solían vivir en comunidades compuestas de varias familias que oscilaban entre más de cien y menos de trescientos individuos. En su aspecto físico se distinguían por ciertas características, como eran: el pelo plateado; cuerpo esbelto y bien conformado; orejas notoriamente puntiagudas; piel pálida y sonrosada; y ojos almendrados.
Lo que a simple vista los hacía bastante diferentes del resto de los grupos sociales con los que en raras ocasiones tenían contacto.
ésta fue una comunidad de gran desarrollo cultural; eran amantes de la belleza en todos sus aspectos, tenían tendencia a una romántica melancolía, que en conjunción con su peculiar filosofía, les hacía “escuchar elpulso de la vida, de una forma muy diferente. Poseían gran agilidad en sus movimientos y destreza inusual en cuanta ocupación se dedicaban. Los élfidos eran respetados en la guerra por sus habilidades: con el arco; por su capacidad de desplazarse de forma rápida, sutil y silenciosa; por sus propiedades de mimetismo en el bosque; y al parecer, por tener muy desarrollados sus órganos sexuales, algo muy temido por sus enemigos, pues en aquella época, se pensaba era éste el preciso lugar donde radicaba el valor. Aunque por esta propiedad, eran también muy solicitados e incluso discutidos por las féminas de todas las regiones a donde llegaba su “fama”, los hombres elfos utilizaban un adminículo realizado en base a delgadísimas y resistentes tripas de pato, que luego de ser tratadas de forma conveniente, servían para confeccionar una cubierta lo suficientemente elástica y fina, que se ajustaba perfectamente al miembro viril antes de las relaciones sexuales, protegiéndole de los “males bajos”, tan abundantes por aquellas regiones. Según parece, este adminículo era también utilizado para el control de la natalidad.
Aunque para asegurar esto último, las jóvenes élfidas aprendían a elaborar una especie de ungüento compuesto por varias hierbas, que tenían la propiedad de neutralizar el “néctar de varón”, con la finalidad de evitar un embarazo indeseado.

La virginidad femenina se tenía en gran estima entre los elfos, quienes por lo general realizaban diversas ceremonias en torno a dicho fenómeno. En el Diario se narra sobre una curiosa forma que tenían los individuos de clase alta de rendir culto a esta especie de himenolatría, relacionada con una de las ceremonias del matrimonio.

En su primera noche de bodas la pareja era invitada a ocupar un cubículo cerrado, construido dos veces más alto que ancho, confeccionado con madera de nogal, en el piso del cual estaba fuertemente anclado el blando lecho nupcial, tendido con sábanas blancas y perfumado con agua de rosas. El interior de este receptáculo matrimonial estaba totalmente acolchado, incluyendo paredes y techo. Lo que era absolutamente necesario como veremos después. Luego del banquete, y rodeados por los alegres invitados, los recién casados se introducían en esta peculiar habitación, que estaba situada en el eje central del brocal de un pozo profundo. Al cerrarse la compuerta, todos los presentes guardaban el más absoluto silencio en derredor, para no molestar a los copulantes.
Cuando ya era inminente el primer orgasmo, la hembra élfida tiraba de un cordón dispuesto a su fácil alcance, con lo cual accionaba un mecanismo que liberaba el cubículo, el cual descendía en caída libre, a una velocidad vertiginosa hacia las profundidades del pozo. Lo que debía lograr, y generalmente propiciaba que la pareja, fuertemente abrazada en sus ardores amorosos, llegara al clímax flotando en el espacio entre techo y lecho de tan peculiar habitación. Los invitados, después de esperar en silencio varias horas, lanzaban sus copas y emitían gritos de júbilo, al ver desaparecer la armazón por el brocal del pozo. Cuenta nuestra narradora que éste era tan profundo, que traer a los nupciantes de regreso a la superficie demoraba casi todo un día con su noche, lo que aprovechaban los ocupantes del receptáculo…, para recuperarse de sus golpes, si tenían la suerte de no salir con algún hueso partido. Incluso algunos los hubo, que continuaron copulando hasta salir a la superficie y la tradición decía que ésta sería la pareja que mejor podría superar sobre sí los avatares del matrimonio.

Dispuesta de nuevo la habitación en su posición inicial, se conminaba a salir a los recién casados. Ella debía abrir la compuerta y salir exhibiendo la sábana con la enrojecida huella de su virginidad gustosamente entregada. A continuación, todos celebraban el acontecimiento en medio del bullicio y el jolgorio, mientras la madre de la recién desflorada se encargaba de acercarse con el pretexto de felicitarla, para en realidad, de manera muy discreta e inadvertida, recibir furtivamente de manos de su hija el minúsculo recipiente con sumo de bayas rojas, que toda joven prudente llevaba consigo en estos eventos, para lograr el efecto en la sábana, “en caso que ya la flor hubiera sido visitada por algunos aguijones anteriores, como solía ocurrir con frecuencia”.

De todos modos la comunidad élfica era muy comprensiva y tolerante con este recurso, puesto que se sabía muy difícil lograr manchar la sábana, si en el momento preciso, se estaba flotando lejos de ella.Las jóvenes elfas que se iniciaban en los dulces goces del sexo por la vía extramatrimonial. Este saludo debia indicar había sido cursada, y se refería propiamente al lugar del cuerpo por el cual la novicia saludante había recibido “la bendición del néctar de varón”. Si la recién llegada saludaba a sus amigas colocando las yemas juntas de sus dedos sobre la frente, en realidad estaba estaba indicando sus labios, al sur de la frente. Si colocaba las yemas juntas de sus dedos a la altura del ombligo, quería en realidad indicar los labios al sur del ombligo. Si colocaba la señal sobre su hombro izquierdo, estaba indicando en realidad la parte frontal de su cuerpo. Finalmente, si indicaba de esta manera sobre su hombro derecho, estaba anunciando su profunda y dura iniciación por la parte posterior de su cuerpo. Así podía llegar al grupo de amigas, muchas que solo podían saludar tocando su frente; sin embargo, otras hacían su saludo recorriendo la señal desde la frente, al ombligo, al hombro izquierdo y al derecho. Lo que en realidad quería decir que se trataba de una iniciación bastante completa, y por lo general era a éstas, a quiénes las demás solicitaban narraran sus experiencias.
Cuenta nuestra improvisada cronista, que recuerda algunas de sus amigas saludar frecuentemente solo aplicando la señal a su hombro derecho, producto del recurso al que apelaban para conservarse vírgenes, y como era costumbre cada vez que llegaba alguna exhibiendo su saludo secreto al grupo, todas debían incorporarse y mostrar el suyo, éstas últimas, las del toque en el hombro derecho, preferían no volverse a sentar, por lo que usualmente pasaban la velada de pie. Se sospecha de que estas primerizas exageraban, pues ellas saludaba con gran orgullo, haciendo la completa señal de la cruz y no tenía problema alguno para sentarse.

No se, me pàrecio lindo ponerlo. Si quieren se va.

Saludos!
Volver arriba Ir abajo
Vamp
GRAN MAESTRO SECRETO
GRAN MAESTRO SECRETO
avatar

Cantidad de envíos : 4891
Fecha de inscripción : 28/06/2009
Localización : ....

Hoja de personaje
raza: vampiro vampiro
EQUIPO:

MensajeTema: Re: Matrimonios y Relaciones Sexuales elficas   Vie Mar 26 2010, 04:12

Shocked que cosas mas interesantes xd
Volver arriba Ir abajo
 
Matrimonios y Relaciones Sexuales elficas
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Relaciones de un norteño solitario
» Relaciones de Jean Grey
» Kaori: Relaciones & Cronología.
» Relaciones Zero Kiryuu
» Bajo el Cielo de Febrero

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: EL POZO DE LA DESESPERACIÓN-
Cambiar a: